miércoles, 18 de octubre de 2017

Buen Viaje a lo que Marìa se llevo. Bienvenida una nueva vida.

De la serie. Mandalas de Procesos.
Buen Viaje. Acrílico sobre tela.
20´´x 20´´.2016.
 Las despedidas, las separaciones, son procesos de mucho reto los que casi todos  rechazamos. Es un esfuerzo decir adiós, se trate de un amor o de un comportamiento aún cuando nos este haciendo daño, estamos  apegados. Todo lo que sea separación o despedida es un proceso muy trabajoso para cualquier humano. Esto debe ser porque todo lo que sea despegarse nos acerca a la experiencia de la muerte, el mayor pánico de nuestro ser vivo.

Buen viaje es la pintura Mandala que ilustra el Calendario de Mandalas de Procesos del 2017. Yo no creo en las casualidades al contrario pienso que la vida nos habla de múltiples maneras y cuando prestamos atención las señales aparecen en todas partes. El día 20 de Septiembre se produjo un fenómeno que tiene el poder de cambiar nuestras vidas para siempre. Puerto Pico entero sufrió el embate de un huracán devastador para nuestro Archipiélago de Islas y para sus moradores. La destrucción y el dolor que estamos  experimentado no tiene comparación con nada de lo vivido anteriormente.

 El Huracán María ha hecho que la separación y el desapego sean nuestros acompañantes diarios de una manera muy intensa. Separación de pertenencias que el huracán destruyo, perdidas de vidas humanas y de animales amados en muchas casas. Separación de un estilo de vida donde para muchos reinaba la comodidad, ahora es por obligación incómoda, retante, confusa, impactante. Toda esta destrucción nos obliga a inventar cada día nuevas maneras de supervivencia. Son muchas las comunidades sin agua potable y luz eléctrica. Han comenzado a resurgir viejas maneras de entretenimiento en niños y adultos. Las conversaciones ya no son por Internet son en persona y a la luz de las velas.

La naturaleza y su golpe nos ha colocado en una situación de sumisión porque no importa lo que poseas  jamás puedes detener los vientos huracanados que se llevan posesiones y estilos de vida.  En muchas comunidades la vuelta a lo básico nos a conectado con una humanidad de la que antes de María escondíamos detrás de  maquillajes económicos. Muchas parejas, familias, amigos descubrieron que existían y eran importantes los unos para los otros, no como un concepto si no como una realidad. Hemos sufrido por horas y días el no saber qué sucedía más allá de nuestro perímetro.

Puerto Rico por otro lado es un lugar bendecido  tiene  gente buena, solidaria, compasiva y sonriente, aún en la adversidad. Pero como todas los lugares ha sido picado por el capitalismo desmedido, la ambición, las clases sociales definidas por el dinero, el discrimen, la enajenación o la competencia.

María el huracán nos ha recordado que separarnos de nosotros mismos nos daña, que brindar más importancia a la materia que se compra que al humano, pasa factura. Que la naturaleza manda y no la podemos abusar porque cobra un precio muy alto. Que el cambio climático es una realidad. Que la separación o el desapego no es malo, es un proceso y como todo proceso trae ganancias. Que el proceso de despegarnos de lo externo produce que nos hagamos consciente de lo interno. Y sobre todo que somos parte de este medio ambiente, no sus dueños, en todo caso sus siervos.

Volver a lo anterior no es posible, volver a la vida que nos trajo a esta experiencia es suicida, el país nos pide a gritos que repensemos el estilo de vida que queremos.  Rediseñar, repensar, hacernos cargo de las lecciones, tomar nota de los errores son acciones naturales después de la separación y el desapego. La vida no se detiene lo importante es seguirla con los ojos de esta nueva experiencia, abiertos obligatoriamente a una nueva realidad.

La autora es Psicóloga Clínica en práctica privada.
thaliacuadrado@ gmail.com 787 399 3114

No hay comentarios:

Publicar un comentario